viernes, 26 de junio de 2009

ORIGEN DEL BRINDIS...


El Brindis es el momento de una celebración en el que los invitados levantan y entrechocan las copas para manifestar buenos deseos. Tras el acto, es costumbre beber el champán, cava, sidra o vino que contiene la copa. El término procede de la frase alemana ich bring dir's (yo te lo traigo), que solía pronunciarse al brindar.

Se piensa que el acto de brindar se originó en el siglo IV a. C., pero se realizaba por una razón bien distinta a la actual. En la antigua Roma para asesinar a alguien era usual que se envenenaran las copas, por lo que los anfitriones como símbolo de confianza chocaban fuertemente las copas con sus invitados, lo que producía que el líquido de una copa pasara a la otra. De este modo quedaba claro que no había habido ningún tipo de envenenamiento pues los dos que hacían el bridis bebían lo mismo.

Otra teoría afirma que en la antigua Roma se decía que del vino disfrutan todos los sentidos menos el oído. Con el chocar de las copas este sentido también participaba del gozo de la bebida.


El acto del brindis se divide en tres partes. El brindis verbal, el acuerdo y el trago simbólico. En la parte verbal una persona indica una razón para el brindis. Esta puede ser tan simple como “¡Salud!” o “¡Por los aquí presentes!” o tan compleja como una anécdota seguida de una declaración de buena voluntad (por ejemplo: “deseo que vuestra unión dure para siempre”). Todos los presentes ratifican lo dicho levantando sus copas en el aire, lo cual a menudo se acompaña de sonoros gritos o murmullos de aprobación, ya sea repitiendo las palabras del brindis (“¡Salud!”) o confirmando el sentimiento en términos como “¡Por los novios!” o similar, a lo cual sigue el choque de los vasos o copas con el del resto de las personas a su alcance. El trago es una forma de confirmar el deseo y no importa si es un pequeño sorbo o un gran trago.

Un caso de brindis en el que falta el elemento del acuerdo es el “Memory Inmortal” que se suele realizar el Trafalgar Day (Día de Trafalgar) en la cena de la Marina Real Británica a bordo del HMS Victory en memoria del Almirante Nelson en el que la bebida se toma en total silencio.

La mayoría de las situaciones en que ocurren los brindis suelen implicar bebidas alcohólicas normalmente champán para ocasiones especiales, pero no es indispensable que las bebidas contengan alcohol. A menudo se mezclan bebidas entre los participantes, por ejemplo cuando hay gente que bebe sidra en lugar de champán. En general se considera de mal agüero brindar con agua, en la Armada de los Estados Unidos se dice que quien brinde con agua, tendrá la sepultura en el agua. Otro mito en torno a los brindis es que si no te tomas a la bebida después de hacer un brindis tendrás algún tipo de mala suerte (entre los jóvenes mexicanos se dice que siete años sin orgasmos).

1 comentario:

  1. Hola!!!!!

    Vistes que alguien más que nosotros mismos, pensaron en todos los blogs del mundo, hay un concurso para promover todo lo que hacemos día a día, espero encontrarte allí, yo me inscribí en latinoamericanos, ¿vos en cual??

    Un besote y abrazo de oso.

    ResponderEliminar