sábado, 25 de julio de 2009

¿POR QUÉ NOS TAPAMOS LA BOCA AL BOSTEZAR?

Un bostezo es la acción incontrolada de abrir la boca, con separación muy amplia de las mandíbulas, para realizar una inspiración profunda a la que sigue una espiración de algo menos de lo inhalado, con cierre final. Cuando se bosteza, además, se estiran los músculos faciales, se inclina la cabeza hacia atrás, se cierran o entornan los ojos, se lagrimea, se saliva, se abren las trompas de Eustaquio del oído medio y se realizan muchas otras, aunque imprecisas, acciones cardiovasculares, neuromusculares y respiratorias.

Es una acción común entre los animales vertebrados. Los mamíferos y la mayoría del resto de animales dotados de columna vertebral bostezan, incluyendo peces, serpientes, tortugas, cocodrilos y aves.

De la mayoría de los mamíferos, son los machos los que más bostezan; sólo en la especie humana ambos sexos bostezan con igual frecuencia.

Esta es una curiosa costumbre que no tiene que ver sólo con la buena educación o la higiene para evitar la difusión de los gérmenes, sino que tiene un trasfondo de superstición. Me refiero a por qué nos tapamos la boca cuando bostezamos. ¿Qué sentido tiene este cotidiano gesto?

En un principio no se tapaba la boca con toda la mano, sino que al bostezar se hacía simplemente la señal de la cruz sobre ella, y esto se hacía así porque era una manera de evitar que el diablo, a través de la boca, entrara en el cuerpo y permaneciera en él como si fuera su hogar. Este gesto por cierto, lo hacían generalmente las madres con sus bebés. Poco a poco la costumbre fue pasando a niños más mayores, posteriormente a adolescentes y jóvenes, y así hasta llegar a los adultos. Con el paso de los años y una mayor concienciación acerca de la imagen personal y de la higiene, se estableció tapar por completo la boca en lugar de realizar la señal de la cruz. Y así ha quedado hasta nuestros días. Curiosamente, muchos ignoran el primer sentido de este gesto, impedir que el diablo entre en nosotros, y con el paso de los años se modificó hasta ser un gesto totalmente social.

4 comentarios:

  1. Muy curiosa la historia de la superstición; como la mayoría yo también pensaba que el taparse la boca era una mera cuestión de educación.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!!

    Te encontré en el concurso de 20minutos.es, si quieres apoyar a un blog auténticamente argentino, te espero por nuestra casa, míralo bien y si te gusta apóyanos, que el miércoles 05/08/09, nos reportean desde España, anímate y te agradezco por el apoyo.

    Un súper-abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  3. Ahora es para tapar las endodoncias :P

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!!!!!!!

    De nuevo por aquí, y veo que todo esta igual, espero que todo este bien…

    Venia agradecerte por el apoyo en el reportaje que hicieron todos los blog……..gracias.

    Un súper-abrazo de oso.

    ResponderEliminar